Nº 4 – Remembranzas – CINES Y TEATROS DE ALCÁZAR DE SAN JUAN
Fachada del actual ayuntamiento antiguo cine Ideal

Nº 4 – Remembranzas – CINES Y TEATROS DE ALCÁZAR DE SAN JUAN

  • Última modificación de la entrada:21 de junio de 2021

Gema Cañas Romero

Llegan estos meses y quién no recuerda ver una animada película una noche de verano en una terraza bebiendo zarzaparrilla o zumos de “La Prospe” y disfrutando del séptimo arte. Con este pequeño artículo queremos hacer una recorrido por los distintos cines y teatros que ha tenido Alcázar de San Juan a lo largo de su historia.

La primera referencia fue el Teatro Principal lo que hoy es el actual ayuntamiento, en el 1881, los miembros del Casino de Alcázar empezaron a promover la construcción de este edificio de teatro, ya que según sus declaraciones, la ciudad carecía de este tipo de edificios. Se instaló dónde estaba la antigua cárcel y pósito de la gobernación, primera ubicación en 1850 en régimen de arrendamiento de la primera sede del Casino de Alcázar.

El pintor Isidro Parra en sus memorias, describía como era este teatro principal en los años 50 del siglo pasado, haciendo una descripción del mismo, alegando que era un pequeña pero bonita sala que tenía el Casino, a la que se accedía por un ancho pasillo situado a la izquierda de la escalera imperial, la entrada quedaba protegida por unos espesos cortinones de color verde, el aforo sería de unas 150 plazas y estaba decorado como el resto del edificio, con buen gusto y acorde con la época en la que fue construido. La construcción de este teatro-cine, fue un elemento fundamental en el origen y desarrollo de la sociedad del Casino de Alcázar, tanto desde la perspectiva de la cultura, como del ocio, pues allí se celebraron actos de relevancia social y política, repercutiendo en la sociedad alcazareña. En los años 20 este primer cine fue llamado como Ideal, estando a cargo la empresa Ayuso, en los años 30 se volvió a renombrar como cine Principal, y estuvo a cargo la empresa Molina, ya como cine sonoro.

Aunque el edificio más longevo y que todavía sigue en pie, lo encontramos con la inauguración de la Zarzuela “Las bribonas” de Rafael Calleja, era cuando comenzaba su andadura el teatro “Cinema Moderno” o Teatro Moderno, que luego conoceríamos como “Cine Crisfel”, nacía en 1909 en concreto un miércoles 8 de septiembre, primer día de la feria de las de entonces, donde también era muy común en los años 20 hacer funciones de cinematógrafo al aire libre coincidiendo con estas fechas de feria en la plaza de Santa Quiteria.

El cine Crisfel o cinema Moderno, fue la primera sala en Alcázar, donde se proyectó cine profesionalmente, por excelencia es el símbolo de la explosión cultural del siglo XX en Alcázar, para una creciente demanda de ocio por parte de los habitantes de la localidad, se empezó a constituir gracias a Cristóbal Cenjor un hombre de carácter emprendedor, que adquirió una antigua fábrica de Alcohol en el solar conocido del Chimeneón (solar que le costó  en aquella época 5000 ptas. de las de entonces), y en esos terrenos fue edificando una serie de inmuebles como el Círculo de la Unión, luego Círculo Mercantil, que luego fue conocido como “Bar Alces” donde en años posteriores se fundó lo que fue el Cine Club Alces, local muy conocido entre los alcazareños de la época en el antiguo Paseo de la Estación en la acera de los pares.

Cristóbal y Felisa tuvieron 12 hijos, de los que les sobrevivieron 7. Cristóbal murió el 19 de septiembre de 1929 a los 60 años de edad. Sus hijos Rigoberto y Jesús Cenjor heredaron la empresa familiar, y a lo largo de los años 30 realizan una gran reforma en la que se instaló el cine sonoro en el teatro, llegada la guerra civil el cine  siguió funcionando se colectiviza por UGT y una vez terminada la contienda se vuelve a realizar otra serie de reformas en los años 40, y aprovechando su reinauguración, sus hijos y sucesores, 31 años después, deciden cambiarle el nombre por Cine Teatro Moderno por el de “Crisfel”, denominación que proviene de la unión de los nombres de sus padres Cristóbal y Felisa, en honor y recuerdo a los mismos.

El cine está formado por un patio de butacas, el palco general y gallinero. Según los registros llegaban a entrar entre 500 y 600 personas. El gallinero tenía las entradas más baratas y en los primero años estaba ocupado por bancos de madera, que después fue adaptándose a los tiempos. El escenario tenía un foso acotado para orquestas y músicos, y como curiosidad el telón disponía de un agujerito para que los actores pudieran ver el patio de butacas. Destaca el telón de boca centenario que recibía al espectador, elaborado por el pintor alicantino Antonio Amorós y Botella, en la línea de los que existen en escenarios madrileños de la época y dentro de la marcada tradición Cervantina que siempre ha tenido Alcázar. La estampa está pintada sobre lienzo y hace una especie de trampantojo al comienzo de la función. Un querubín que aparece intentando abrir el telón. A un lado Don Quijote, derrotado, acompañado de su vecino Pedro Alonso, escena que aparece en el capítulo 5 de la 1º parte del Quijote. Al otro lado, aparece el escudo de Alcázar.

La terraza de verano del Crisfel, tenía un aire distinto al de la sala cubierta, era un ambiente mucho más distendido, con planta en forma de trapecio, rodeada de altas paredes, tenía muy buena acústica, aunque a veces el sonido de las películas, tenía que competir con los pitidos de las locomotoras de vapor, dada la cercanía del ferrocarril. Disfrutar de esas noches de cine con una zarza o con una gaseosa pequeña de la Prosperidad, era todo un lujazo y la mayoría de las personas lo tienen en su recuerdo.

Los años 50 y 60, fue la etapa de mayor esplendor y de mayor actividad, para la empresa Cenjor. Ésta próspera etapa animó a los hermanos Cenjor a iniciar la construcción de un nuevo local de exhibición cinematográfica en el solar que ocupaba hasta aquel momento la terraza de Cine Delicias, en la actual esquina de la avenida de Herencia con la calle Levante.

Interior Terraza Delicias

La Terraza de verano era un gran corralón, con pantalla de obra y que se veía desde la calle, algunos vecinos con patios alrededor de este cine, disfrutaban desde sus casas de las películas, subiéndose a gavilleras.

El ambiente era muy distinto al del Crisfel, localidades más baratas, piso de tierra regado todas las tardes. Sandía y botijo de verano eran habituales y fruta fresca cuyas cortezas en más de una ocasión terminaban en la espalda del de delante, con el consiguiente follón y escándalo. Tampoco nos olvidaremos de los que intentaban colarse en el cine para ver gratis las películas. Por todo ellos esta terraza era apodada la “Selva Pinete”.

Frente a la Terraza Delicias se encontraba también la Terraza- Cine Ángel, donde en la actualidad se encuentran sendos locales comerciales, de muy corta trayectoria en Alcázar.

El nuevo local de cine se inauguró con el nombre de Cine Cenjor, un viernes 7 de febrero de 1964, con la proyección de la película “Orgullo contra Orgullo” por Charlton Heston y Jane Wyman. La existencia de esta sala fue efímera pues sólo estuvo funcionando durante 16 años.

Para entonces ya había fallecido Rigoberto Cenjor, el mayor de los hermanos, fallecimiento que se produjo en 1956, sin que pudiera ver terminado el proyecto de este nuevo cine que inició junto a su hermano. Jesús Cenjor,  que sí tuvo la satisfacción de ver terminado e inaugurado el nuevo local. Falleció 12 años después de Rigoberto en 1968.

El espíritu de expansión de los hermanos Cenjor, llegó incluso fuera de nuestra localidad, en concreto a la población vecina de Quero, local que se construyó sobre la antigua casa del pueblo, y que actualmente ocupan unas instalaciones municipales. El nuevo local se llamó Cine España, y estuvo a cargo del Cenjor durante 8 años, después lo traspasaron a un vecino de dicha localidad.

Cine Alcazar

Otra de las ubicaciones emblemáticas de Alcázar entorno a los cines  fue el antiguo salón Royalty, donde se instalaría posteriormente el famoso cine Alcázar un 29 de noviembre de 1940, la empresa Molina fue la que llevó a cabo la gran reforma del antiguo edificio para convertir en cine el antiguo salón de bailes.

Cine Mara

En el paseo de la estación actual Álvarez Guerra se situaría la Terraza Avenida que luego se denominaría como cine Mara, estuvo en funcionamiento desde los años 50 y 60 del siglo pasado. En los años 80 también estuvo en Alcázar la terraza de verano Cervantes, en la calle corredera frente a la fábrica de gaseosas de “La Prosperidad”, aunque tuvo una breve existencia.

Interior de la Terraza Cervantes

En los 80 destacamos el Cine Club Ábrego que se realizaba en el salón de actos de la antigua Casa de la Cultura en la calle Jesús Romero, ya en los 90 nos encontramos con el cine de verano promovido por el propio Patronato Municipal de Cultura, realizándose esta vez en la Plaza de toros, Enrique Molina antiguo propietario del cine Alcázar, fue el que cedió el equipo de proyección al Ayuntamiento para que se pudiera llevar a cabo esta iniciativa, teniendo una gran acogida por parte del público en general.

Los Multicines Cinemancha, son los únicos que se encuentran en activo en la actualidad, situados en la avenida de la Constitución, siguen ofreciendo a la ciudadanía de Alcázar y alrededores las últimas novedades que nos muestra este séptimo arte.

Gema Cañas Romero.
Licenciada en Historia del Arte, fue becada en 2006 por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan y realizó la catalogación de panteones con interés artístico e histórico del cementerio de Alcázar de San Juan, siendo  guía en las noches del Patrimonio del cementerio. Miembro de la Comisión de Festejos e integrante del “Mono Sin Pelo”.
http://www.elmonosinpelo.com/
https://www.facebook.com/El-Mono-Sin-Pelo-arte-y-espect%C3%A1culo-546872865357381/?ref=hl
https://instagram.com/elmonosinpelo?igshid=1a39s8w1qetym
1.033 lecturas

Deja una respuesta