En este momento estás viendo Nª 6 – EL GOLPE DE ESTADO, ALCÁZAR DE SAN JUAN, 23 DE FEBRERO DE 1981.
A la salida del Congreso de los Diputados, Febrero de 1981. Fotografía cedida por Miguel Ángel Martínez.

Nª 6 – EL GOLPE DE ESTADO, ALCÁZAR DE SAN JUAN, 23 DE FEBRERO DE 1981.

  • Última modificación de la entrada:4 de mayo de 2022

Vicente Torres Encinas

Estado de la cuestión e historiografía.

 

 

A día de hoy la ley de protección de datos no permite a los investigadores poder acceder a los documentos de la época sin pasar por el filtro de archiveros, archiveros que deben velar la integridad y honor de las personas y el derecho a conocer lo sucedido. Este problema, unido a la imposibilidad de los investigadores para acceder al sumario de la Causa 2/81, bajo custodia del Tribunal Supremo, y a los del actual Centro Nacional de Inteligencia han dado alas a las teorías conspiratorias sobre el Golpe de Estado y el papel del rey.
     Por otro lado, la falta de acceso a la documentación hace que gran parte de los trabajos sobre el tema se basen en artículos de prensa y biografías, Javier Tusell  ha criticado estos trabajos por no distinguir entre un testimonio veraz y la fabulación de las personas implicadas. Por tanto, son fuentes que han de tratarse con sumo cuidado.
      Unos de los primeros libros que se publicaron sobre el 23 F sería el de Pilar Urbano, en el recreó con un relato narrativo lo ocurrido poniendo en valor los principios constitucionales en el libro Con la venia, yo indagué el 23 F (1982). De la misma época cabe resaltar Todos al suelo. La conspiración y el golpe, de Fernando Jauregui, Cid Cañaveral, Ángel Esteban, Rosa López, Juan Van den Eynde, José Luis y Bonifacio Cuadra. Este libro implicaba a varios políticos y militares ultras en la trama del 23 F, estos militares y políticos se querellaron contra los autores del libro, la causa se archivaría en 1992, lo paradójico es que de no haberse archivado la Caja de la Causa 2/81 podría haberse usado como prueba y no estar cerrada hasta hoy.
   También encontraremos textos exculpatorios y libros de poco valor historiográfico y que se distribuyeron preferentemente como consumo propio entre militares y ultras.
   Amadeo Martínez Inglés será uno de los principales divulgadores de la teoría que defiende la tutela del ejército sobre la democracia en su libro; La transición vigilada 1994. Para este autor la oposición de parte del ejército a la legalización del PCE, el trato a los nacionalistas y que los mandos militares republicanos y de la UMD, Unión Militar Democrática, entrasen en la Ley de Amnistía del 15 de octubre de 1977 fueron motivos para oponerse al modelo de transición que Suárez estaba llevando a cabo.
  Varios periodistas, entre ellos José Oneto, Fernando Jauregui, Pilar Cernuda plantean en sus trabajos varias incógnitas como fueron; el papel de la llamada “trama civil”, la actitud del periódico franquista “El Alcázar”, el paradero de la “caja negra del golpe”, es decir, la grabación de las llamadas telefónicas de aquel día y otras cuestiones más.
   A partir del año 2001 varios generales e inculpados en el Juicio de Campamento comenzarán a reescribir sus memorias, Ricardo de la Cierva, ex ministro de Suárez escribirá el libro El 23 F sin máscaras, en él se hace un recorrido por la historia de los golpes militares en España, promueve la figura de Franco como promotor del cambio democrático y aunque condenó la intentona presenta al ejército como los engañados del devenir histórico de aquellos momentos.
  23 F, La conjura de los necios será junto a los escritos por Muñoz Bolaños, los libros que renueven la historiografía sobre el Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, en estos libros presentan una evolución del ejército respecto a la democracia, cuyo punto de inflexión es el 23 F.
   Otros libros han centrado la atención en el papel del espionaje español, Ernesto Villar escribió Los Espías de Suárez,  otros trabajos se han centrado en el papel de los EEUU en el golpe de Estado, pero sin duda, el tema más controvertido será el de la implicación del Rey en los sucesos, un ejemplo será el libro de Jesús Palacios, El Rey y su secreto, libro que defiende que incluso el PSOE aceptaría la Solución Armada ( nombre dado por el general Armada) posición que es mantenida por autores como Cercas, Eslava Galán o Muñoz Bolaños.

 Desde las posiciones cercanas a Fuerza Nueva, Blanco Ortega escribió el libro EL Rey estaba en el golpe, libro que apoya la tesis de Palacio, defendida  hoy día por  profesores como Juan Carlos Monedero que en su afán de criticar a la monarquía acepta como válidos estos estudios. Junto a Monedero, Rebeca Quintans  será quien escriba y nos hable de un “plan único” donde EEUU, rey, partidos políticos y El Vaticano apoyarían un cambio de  ritmo en la transición española a través del Golpe de Estado.
   Otros historiadores han explicado el Golpe de Estado como parte de una Transición violenta que se nos quiere presentar como modélica, La Sombra de Franco en la Transición de Alfredo Grimaldos (2004), La transición sangrienta de Mariano Sánchez Soler (2010) o la obra de Sofía Baby El mito de la transición pacífica (2012) son las más representativas.

Introducción

En La Mancha, sólo dos partidos políticos obstaculizaron y pusieron en duda la democracia, FUERZA NUEVA y FALANGE.  Fuerza Nueva fue  constituida en los años 60 como un movimiento y no como un partido político, contaba con círculos de acérrimos en las ciudades y con una potente editorial creada por Blas Piñar en 1966 desde los que se defendía posiciones conservadoras y contrarias a cualquier tipo de evolución democrática de España. A pesar de discrepancias entre Falangistas y Fuerza Nueva consiguieron unificar candidaturas provinciales en algunas circunscripciones como en Toledo y Ciudad Real (Alianza 18 de Julio), esta unión los llevó a sobrevalorar su peso real en la sociedad como se vio cuando apenas consiguieron   llegar al 2% de los votos a nivel nacional.
  Blas Piñar y sus aliados intentarán siempre buscar el apoyo armado de las fuerzas del orden y de seguridad en nuestra comarca, para ello realizarán manifestaciones y misas en apoyo a la guardia civil y las víctimas de ETA, aunque no con el resultado que esperaban.
   Blas Piñar recorrería La Mancha en su trayectoria política varias veces, en Alcázar de San Juan estará al menos dos veces, de sus discursos se desprende odio ante las fuerzas de izquierda, sobre todo a Santiago Carrillo, reparos ante Alianza Popular y desagrado por la UCD,  la crítica no quedará ahí, el rey y la iglesia también serán criticadas por permitir a unos que se aprueben leyes que van contra la “esencia católica” de España y a la Iglesia, criticó su apoyo a los curas obreros y la apertura de esta institución a un régimen democrático.
  No fue Fuerza Nueva la responsable del golpe de Estado, pero lo aplaudió, Blas Piñar estaba en el congreso y no pudo dirigir parte de lo que se llamó “la trama civil”, pero sus seguidores ese día lucieron vistosamente en Alcázar de San Juan las pistolas de las que tanto uso hicieron cuando amenazaban a concejales, amedrentaban profesores y golpeaban jubilados.  No había nexo de unión entre los golpistas y las bases de los ultras, el 23 F supuso una sorpresa para todos, los únicos que podían saber lo que sucedería esos días eran los afiliados a Falange y Fuerza Nueva y no lo estaban.

Alcázar, centro neurálgico de La Mancha.
Alcázar de San Juan es la localidad más urbanita de toda La Mancha, el fuerte sector ferroviario, las sedes de organismos comarcales, comercios, centros de salud y el polígono industrial hacen de Alcázar de San Juan una ciudad bien comunicada y con proyección hacía la modernización. Por ello las autoridades franquistas visitaron la ciudad entre los años 1974 y 75, entre estas visitas destaca las del ministro de Planificación y Desarrollo, Joaquín Gutiérrez Cano o León Herrera Esteban, Subsecretario de Gobernación, sus visitas serán ampliamente difundidas tanto el periódico franquista de la provincia, Lanza, como en el Boletín Municipal de Alcázar de San Juan. Las visitas pretendían difundir los avances industriales que se habían conseguido en Alcázar de San Juan y los que vendrían en un futuro a pesar de la crisis mundial originada por el aumento del precio del petróleo en 1973. Sin embargo, la “semi-congelación de sueldos”[i] y el alza de los precios irá erosionando la confianza de la sociedad en el régimen. No obstante, hay que resaltar que en estos años el las autoridades de Alcázar de San Juan, además de solicitar cursos de perfeccionamiento para la Policía local también solicitó un puesto de Policía Armada, pues el aumento de la actividad de ETA como de las reuniones clandestinas lo hacían necesario si se quería amarrar el régimen.
   Se tuvo que esperar a la muerte del dictador para llevar a cabo la Ley para la Reforma Política que abortó Carrero Blanco en 1969, el voto a favor fue mayoritario en el congreso y en todos los pueblos de la comarca, sin embargo, en el vecino pueblo de Consuegra los adeptos o adictos al régimen conseguirán alterar el resultado, dando lugar a la primera gran manifestación pro-democracia en La Mancha[ii].
   En Alcázar el voto de izquierdas se hizo mayoritario en las elecciones de 1977, los informes policiales nos documentan la actividad política de los primeros meses del 77, incluso se hace un informe de una reunión del PCE antes de legalizarse[iii]. EL PSOE realizará acciones fuera de la legalidad como la toma de su antigua sede  de la UGT, donde destacaría la figura de Miguel Ángel Martínez, candidato al congreso por Ciudad Real. La actividad del PCE y PSOE en la localidad de Alcázar será muy importante,  organizarán a nivel comarcal una concentración en el cementerio municipal junto a otras organizaciones para dignificar a las víctimas del franquismo. Más de 2000 personas según el Mundo Obrero irían al acto,[iv] lo que supuso un éxito tanto por el número de congregados como por lo significativo del acto.  La actividad democrática no quedó reducida solamente a los partidos políticos, los sindicatos organizarían el primer 1º de Mayo después de casi cuarenta años, no perdieron oportunidad de sabotear el busto de José Antonio que acabó fuera de la vía pública.  Esta actividad izquierdista comenzará a inquietar a la derecha franquista denominada” Búnker,” los cuales comenzarán una campaña cada vez mayor de amedrantamiento en la que se sintieron acompañados por vecinos de otros pueblos, mayoritariamente de Quero. Pero lo normal dentro de la derecha fue la integración en el nuevo sistema democrático español.

CARACTERÍSTICAS DE FUERZA NUEVA.

El discurso de la violencia llevado a la práctica.

Recuerda Francisco Ramos en un artículo llamado; Aquella campaña electoral, como la gente de Madridejos no acudía al mitin del PSOE por miedo a los franquistas quereños que colocaban en el pueblo carteles de Fuerza Nueva, simplemente con ver los coches, especie de Jeep o todo terreno, eran reconocidos. De entre estos franquistas destaca como cabeza visible José Luis Ruiz Encinas, al cual recuerda Pedro Tello en su libro con el apodo de J.R.  por su despótico comportamiento digno del malo de la serie televisiva Dallas. 
  José Ruiz, natural de Quero se afincó en Alcázar de San Juan, mano derecha de Blas Piñar en La Mancha, dio mítines en pueblos de La Mancha toledana, en pueblos de Ciudad Real como Manzanares, Herencia o Daimiel o en pueblos de Cuenca, Horcajo de Santiago y Mota del Cuervo,[v] donde sus esbirros apalearon a una persona mayor, de 73 años, que quitaba los carteles de Fuerza Nueva que le habían pegado en su tienda sin consentimiento. Si por algo destacaban era por la intimidación que ejercían allá por donde pasaban. El “asalto” como lo tituló la prensa de izquierdas, fue la acción más violenta de Fuerza Nueva en La Mancha, sucedió en Horcajo de Santiago, Cuenca, donde más de doscientos coches tomaron el pueblo y la gente de izquierdas se hizo fuerte con escopetas de caza (según FN), en Quero, El País los entrecomillaba como “matones” en 1977 y en 1982 el mismo periódico seguía recordando a Quero como el irreductible pueblo del franquismo. En El Toboso, Fuerza Nueva ayudó a Lerdo de Tejada, uno de los “asesinos” de los abogados CCOO en Atocha a huir de España y en Alcázar de San Juan, amenazas, burlas, golpeo a profesores jubilados, fue frecuente hasta que Emilio Fernández Agraz y el resto de socialistas y anarquistas respondieron a las continuas vejaciones con violencia física. 

Del fracaso de las urnas a intentar acercarse al ejército.

Fuerza Nueva achacó “al engaño“de la prensa a los españoles sus sucesivos fracasos en los comicios electorales; el referéndum de 1976, el fracaso en las elecciones generales de 1977 y 1979 y de la abrumadora mayoría del SÍ en el referéndum de 1978. Estos fracasos les hizo entender que la vía parlamentaria no era la adecuada para cambiar el rumbo del país como ellos querían hacer, de ahí  que aprovecharon la debilidad de la UCD para gobernar, el aumento del paro, la inflación y otros factores para recuperar los algunos votos de los antiguos compañeros franquistas y cambiar la estrategia.  Fuerza Nueva ahora se centraría en ser más influyentes en periódicos como El Alcázar, que en 1977 apoyaba a Alianza Popular y en 1979 pidió el voto para ellos, también se acercó a las fuerzas de seguridad, entre ellas la Guardia Civil, de ahí que el 23 de abril de 1980, Fuerza Nueva realice una marcha para pedir la dimisión del alcalde en Alcázar de San Juan por eliminar la simbología franquista de las calles,  y de paso, homenajear a la Guardia Civil[vi], en los cuales tenían las esperanzas puestas en caso de una intervención armada.. 

La visión catastrofista de la sociedad , eje para captar descontentos.

En los discursos tanto de Blas Piñar en Alcázar, como en las intervenciones escritas y orales de José Ruiz, la visión catastrófica de la sociedad se hace patente, su objetivo era responsabilizar a la democracia, al sistema electoral, al feminismo, sindicalismo, comunismo y socialismo de los males de la sociedad. Con estos discursos buscaban recuperar el voto de los desencantados de partidos de derechas como AP.

“(…) Nosotros los hombres y las muchas mujeres de Fuerza Nueva, queremos un Alcázar alegre y limpio. Sí, de carteles políticos, de revistas pornográficas, de películas eróticas, de robos, de vividores que se pasan la vida cobrando el paro obrero y sin trabajar, de políticos que no cumplen, y de profesores que en lugar de enseñar corrompen a nuestra juventud (…)”   José Ruiz en el periódico Lanza 16/1/1980. Un bando de la alcaldía de Alcázar de San Juan y la réplica de fuerza Nueva.

No señor ministro, no somos culpables los hombres y mujeres de Fuerza Nueva de lo que ha ocurrido(…) No hemos votado sí a la reforma política, ni votado sí a la legalización del divorcio célula principal de la familia, no hemos firmado el convenio con UGT ni queremos entregar Ceuta y Melilla a Marruecos (…) 

Después de hablar de la que la voluntad divina está por encima de la que emana de la voluntad del pueblo; “(…) mañana pueden ser bueno si lo aprueban corrompidos; el robo, la prostitución, el divorcio, el aborto, la anticoncepción y la eutanasia, ¿por qué no? Si es la voluntad del pueblo(…)”

Alcázar de San Juan. 1977.

Las ideas del discurso de Blas Piñar en Alcázar 1977.

Algunas de las ideas son:

La obsesión por el comunismo y la masonería, han entrado en España y corroen la esencia de la civilización occidental y cristiana.
   La soberanía del rey, para este partido se debe a Dios y no al pueblo. Por ello un rey debe eliminar toda ley que no esté acorde con la palabra revelada a través del sacramento o puede ser destituido.
   Los sindicatos de clase deben desaparecer. Para Blas Piñar, los sindicatos de clase quieren acabar con la empresa, de ahí que se apueste por el sindicato vertical donde patrones y obreros ajusten sueldos sin intervención de otros agentes.
    Sentimiento de ser soldados cruzados con un destino épico consistente en salvar la civilización cristiana de occidente del marxismo y el liberalismo financiero.
   Llama a la cruzada contra los medios de comunicación y la plutocracia partidista y capitalista que corroe y se aprovecha del trabajo del mediano agricultor.

El ambiente caldeado, El PSOE gana las municipales.

Fuerza Nueva quedó fuera del consistorio Alcazareño con 0 concejales de 21 en 1979. A partir de ahí, su política fue cada vez más violenta. Si ya se ejercía presión sobre los activistas políticos de izquierda o las personas que acudían a los eventos de organizaciones obreras, ahora se llevarán a cabo presiones continuas sobre el equipo de gobierno socialista tanto en prensa como en la calle.
  Emilio Fernández Agraz, que llegó al PSOE desde el PSP, y su equipo no dudó ni un instante en cambiar el nombre del callejero franquista de la ciudad. También eliminó los bustos dedicados a Franco y José Antonio dando a Fuerza Nueva un motivo para desarrollar una campaña de acoso y provocaciones que desembocaría en violencia física.
Algunos concejales recuerdan como algunos de estos derechistas dudaban poco en echar mano dentro de la americana simulando llevar un arma para amedrentarles cuando pegaban carteles, o cuando llegaban a los bares y obligaban a la gente a cantar el Cara al Sol. Pero fueron las manifestaciones marciales el día 20 del mes de noviembre las que insufló en los militantes de Fuerza Nueva una ráfaga de adrenalina y esperanza ante la concentración de tantos franquistas venidos de varios lugares de España en autobús, (hasta ahora están localizados autobuses desde Ciudad Real, Toledo, Cuenca y Madrid) y en coche.  El acto supuso un hito en el imaginario ultra alcazareño, cientos de coches ondeando banderas, una numerosa multitud en la Plaza de Santa Quiteria escuchando misa en honor a los caídos. El busto de Franco y José Antonio presidían la solemne misa, puesto sólo para aquel momento. (También se mencionó en el discurso a los guardias civiles muertos por ETA).
  El 20 de diciembre 1979 un acto de violencia provocó un antes y después en la actitud “pacífica”de la izquierda[vii] alcazareña, sería la paliza propinada a un ex-profesor de bachillerato de Alcázar de San Juan, le rompieron el tabique nasal y le provocaron una conmoción cerebral según la denuncia pública; mientras unos cuantos le pegaban, otros amenazaban al resto de compañeros del profesor con navajas y barras de hierro.  Aunque los autores de la denuncia y la nota de prensa llamaban a la dialéctica y la paz frente a la violencia. La actitud chulesca de José Ruiz en su artículo “Sólo fue una bofetada” acusando al profesor de provocar el incidente, unido a las continuas provocaciones de militantes venidos de Quero y el de los militantes alcazareños, hizo imposible que se rebajara la tensión.
   El 2 de febrero de 1980 se desarrolló en Alcázar de una manifestación en favor de restaurar el nombre franquista de las calles y acusando a los sindicalistas del 1 de Mayo del 79 de robar el busto de José Antonio. Fuerza Nueva no tenía dificultad alguna para organizar actos en sitios públicos y privados, algo que le costaba más conseguir en aquellos años a los partidos de izquierda que cuando tenían dinero para pagar un local, no tenían quien cediera el local por el miedo a posteriores boicots o señalarse políticamente. Fuerza Nueva gestionó donaciones y pagos en el Banco Popular y las cenas de camaradería para recaudar fondos se llevaban a cabo en el Hotel Barataria o en el local Impala anunciándolo sin problemas en la prensa. La calle no era suya, pero parecía.
   La presión que se realizó en aquellos meses sobre los locales comerciales de gente de izquierdas fue machacona, aparecían jalonados de pegatinas día sí día también. Los coches con altavoces anunciaban actos o soflamas contra el alcalde y su equipo, las octavillas por los suelos, etc. En diciembre de 1979 el alcalde socialista decidió emitir un bando en el que se prohibía pegar carteles fuera de los lugares fijados para tal efecto, se obligó a solicitar permiso para usar megafonía en la ciudad y se pidió a cada partido que en plazo de un mes retirasen los carteles pegados en la ciudad, de lo contrario se tomarían medidas. La respuesta de Fuerza Nueva se produjo justo dos días después de que se emitiera el bando, su chulería quedaría patente con frases como: “Sr. alcalde, sólo le pedimos que no denuncie a los partidos políticos y centrales sindicales que con anterioridad habían colocado carteles; se había insistido tanto en lo de «habla pueblo, habla» que todos hemos pasado un poco”. Para acabar diciendo que tanto Carrillo como el alcalde socialista reconocían que con Franco se vivía mejor.
  Sin embargo, este bando municipal sería muy importante en los sucesos del 12 de abril de 1980[viii] en Alcázar de San Juan, ese día se produjo el único linchamiento físico que la izquierda realizó en toda la comarca, las versiones serían distintas y la actitud ante la prensa también. Mientras Fuerza Nueva intentaba rentabilizar el acto, victimizándose, recreando falsas experiencias vitales[ix] que provocaran en el lector afecto, consideración y empatía. No dudaron tanto José Ruiz como el agredido en presentarse ante la sociedad como trabajadores cuyo delito era tener ideas de derechas y preparando el terreno para evitar la réplica del alcalde. Presentaban al alcalde como un  “abusón” que se valía de su educación universitaria para presentarlo una persona enredadora que  sabe darle la vuelta a la verdad. La descripción de sí mismos que hacen  les intenta dejar siempre en una posición de debilidad, es el mito de David contra Goliat, sólo que en este caso “la verdad” su verdad hace de honda frente al discurso retórico del alcalde.

El PSOE replanteó el problema de manera más cauta, no buscó la empatía de la gente, la tenía ya. Además, el PCE siempre estuvo al lado en estos asuntos, la gobernabilidad del ayuntamiento estaba asegurada como se demostró en el pleno extraordinario que condenó con los votos a favor de PSOE y PCE y la abstención de UCD la actitud de Fuerza Nueva el día de los linchamientos.  La dinámica de los acontecimientos siguió de la siguiente manera; primero terminando de celebrar el congreso regional en Alcázar de San Juan conforme estaba estipulado. Segundo, comunicando al PSOE en Madrid y al gobierno lo sucedido de primera mano, tercero  se trazó la línea a seguir; convocatoria de un pleno en favor de la convivencia, para posteriormente denunciar las amenazas de muerte de Fuerza Nueva hacia el alcalde socialista de forma más sibilina que Fuerza Nueva solía hacer;

(…)NOTA.-Redactado este comunicado, esta Comisión Ejecutiva recibe una llamada telefónica de Alcázar de San Juan para informarnos que en la casa del alcalde se ha recibido una llamada de teléfono en la que dicen que un tal” Sánchez” de Fuerza Nueva de Ciudad Real ha anunciado la llegada de dos comandos, (uno de Tomelloso y otro de Valdepeñas). Nada menos que para matarle. Suponemos que se trata de una ‘broma o de una simple simple balandronada. Pero, en cualquier caso, no es de buen gusto.  Ciudad Real, 18 de abril de 1980 “.

Elaborado el calendario de tiempos, prepararon a través de Miguel Ángel Martínez en el Congreso de los Diputados una exposición de lo sucedido en Alcázar de San Juan, de una forma más jurídica que emocional,para ello presentaron los actos de Fuerza Nueva como una prolongada rencilla que se originó con la retirada de los bustos franquistas y el nombre de las calles. A pesar de que en la nota de prensa dicen no dar importancia a la amenaza en el Congreso la usaron de forma distinta,  consiguiendo así el aumento de fuerzas de seguridad en Alcázar de San Juan en unos años muy complicados de conseguir debido a la actividad de ETA, GRAPO, etc.[x]  Y por último se presentó una denuncia con documentación oficial del ayuntamiento y no sólo testigos.
   La versión de Fuerza Nueva se centra en la actitud violenta del alcalde que les prohibió seguir pegando carteles, (bando municipal de 1979) ante la negativa de los militantes de Fuerza Nueva, el alcalde fue a buscar a su gente para llevar a cabo la amenaza, inmediatamente a la amenaza la gente de Fuerza Nueva se fue a poner una denuncia contra el alcalde en comisaría. Al irse Juan Torresano para traer su coche, se encontró con los “marxistas” que les golpearon y se tuvieron que refugiar en un bar, les “pasearon” (término que usaron para recordar la guerra de 1936) 500 metros golpeándolos por el simple hecho de poner carteles del Mitin de Blas Piñar en Quintanar de la Orden sobre los de Felipe González que daría un mitin al día siguiente en Alcázar de San Juan y  clausurar así el Congreso Constituyente del PSM-PSOE.
   El alcalde socialista, fue cauto, dejó que el PSOE hablara en prensa por él, pocas y cortas fueron sus intervenciones publicas sobre este tema, de estas cortas intervenciones se deduce que él intervino para defender a Juan Torresano de seguir siendo linchado (algo que negará Torresano). Además, acabó lamentando todo lo sucedido entre CNT, PSOE y Fuerza Nueva.
   La versión de otros presentes, dicen que al bar fueron a provocar los de Fuerza Nueva, pidiendo que cantaran el Cara el Sol, a ver si conseguían provocar algo de tumulto para que apareciese manchado en prensa  el mitin de Felipe González
   Al linchado lo dejaron cerca de la estación de tren para que se marchara del pueblo, la Policía Nacional que estaba en la Plaza Barcelona tenía una “lechera” (nombre para ciertos vehículos de la policía) en la puerta, y al parecer, no actuó rápidamente en el tumulto,  por tanto lo que empezó como un HASTA AQUÍ,  se fue de las manos siendo el alcalde el primero en darse cuenta y sujetar a los suyos hasta que llegó la policía.
   Fuerza Nueva solicitó al alcalde de Quero un pleno para condenar los sucesos, pero no obtiene respuesta inmediata, Alcázar de San Juan sí convoca un pleno de mutuo propio, en el acta del pleno y en la intervención parlamentaria de Martínez evita el término Quero, pero dejan claro que son elementos de Fuerza Nueva y de otras localidades que pretenden tener una representación que las urnas no les han dado en Alcázar de San Juan. PCE y PSOE votarán a favor de condenar los actos de provocación de Fuerza Nueva en Alcázar de San Juan, la UCD se abstuvo.[xi] 
   La estrategia de la ultraderecha se acelera, Blas Piñar pide al alcalde de Alcázar de san Juan hablar en persona con él, la petición fue rechazada, las peticiones de dimisión del alcalde de Alcázar de San Juan en prensa, radio, en el parlamento no se hacen esperar. Blas Piñar pregunta en el parlamento sobre lo sucedido en Alcázar de San Juan, pero Miguel Ángel Martínez hizo mejor su trabajo y la pregunta ya no sorprende a nadie, es más, se pedirá la ilegalización de Fuerza Nueva por apología del terrorismo.  Desde Fuerza Nueva se dan cuenta del error de planteamiento de la denuncia, comienzan a ofrecer retirarla a cambio de las disculpas y dimisión del alcalde. El PSOE siguió con el planteamiento inicial. Los sucesos tuvieron cierta repercusión, e incluso Fernando Vizcaino Casas recoge en una de las ediciones de sus libros este suceso.
   Mayo de 1980, la policía vela por la seguridad de Alcázar y en especial que no pase nada en el mitin que dará Blas Piñar en la plaza de toros de Alcázar de San Juan, De esta manera se defendía el ultraje a Juan Torresano, además se esperaba la resolución del juicio en breve, aunque en los siguientes meses se pospondrá hasta febrero de 1981.
  En este segundo mitin de Blas Piñar se nota el cansancio de quien está sólo en el parlamento, la mofa sobre los demás(UCD, AP, PCE, PSOE,…) ocupa más espacio que en el primero. Él lo reconoce, está cansado, pero no cesa en su ataque contra Suárez, le pide que se haga una reforma a él mismo y no una reforma de ministros, opción que muchos defienden desde bambalinas del poder y que se conoció como Solución Armada[xii]. Las alusiones continuas a la Guerra Civil (Guerra de Liberación Nacional)[xiii], a evitar la guerra en Castilla como sucede en las Vascongadas llamando para ello a la virilidad de los hombres de la tierra y a no quedarse en casa, para ellos, el problema de España es de Miedo, miedo que evita que la gente se identifique con Fuerza Nueva, para que siga diciendo “es preferible pisotear el miedo ahora a que os pisoteé la bandera roja mañana”.  La defensa de los valores tradicionales y la total crítica al sistema democrático tampoco faltaron, será el último de los actos multitudinarios de la extrema derecha en Alcázar de San Juan.
   Tras el mitin de Blas Piñar, las cosas se fueron tranquilizando en Alcázar de San Juan, el aumento de los cuerpos de seguridad sin duda fue el elemento esencial. Se llegó a poner protección al alcalde, sin embargo, el 23 de febrero de 1981 se respondió a la pregunta que tantos ciudadanos de alcázar se hacían ¿existían las armas bajo las chaquetas? Testigos aseguran que, en el bar frecuentado por los ultras de derechas, las pistolas estaban sobre la barra del bar, de ahí el apodo de “El Pistola” a un ciudadano alcazareño en lo sucesivo, al parecer, este hombre quiso entrar armado en instalaciones municipales.
    La ciudadanía se asustó con la maniobra de Tejero y fueron a las tiendas a comprar todo lo que pudieron (como era lógico). La Guardia Civil permaneció en su puesto, la Policía Local tranquilizó a los concejales de izquierdas que llegaban al ayuntamiento para vivir juntos ese momento, la Policía Nacional hizo lo propio con el alcalde. No obstante, algunas personas destacadas de la izquierda huyeron de noche a Ruidera, se corrió el rumor de una lista de víctimas. Entre estas víctimas estaría, según Ángel Ramón del Valle, la alcazareña Elsa de Benito Cornejo, futura presidenta de Consermancha.
   En las sedes de los partidos políticos y sindicatos de izquierda el miedo hizo que se quemaran, trasladaran y destruyeran documentos y carteles electorales e incluso el PSOE de Alcázar retiraría las banderas de la sede, y que sería objeto de mofa de FN.

Al día siguiente, el 24 de febrero, el ayuntamiento aprueba por unanimidad la condena del golpe:

“Ante el intento de golpe de Estado, llevado a cabo en el día de ayer contra los estamentos básicos de nuestra Constitución, materializado en el secuestro y la violencia física de los legales representantes de la soberanía popular cuales son nuestros Diputados, atentado obviamente contra a legal y jurídica convivencia del pueblo español, los ciudadanos del pueblo de Alcázar de San Juan, por miedo de sus legítimos representantes en esta Corporación Municipal,  se solidarizan en defensa de nuestra monarquía  parlamentaria dentro del marco de nuestra Constitución, mostrando nuestra más enérgica condena y repulsa contra los que han intentado  convertir nuestra Cámara Parlamentaria en una cámara de la extorsión y la violencia, lo que pretendemos hacerlo saber así al Pueblo de Alcázar de San Juan, al mismo tiempo que condenamos y en este sentido lo propongo, elevar a telegrama de adhesión y profundo respeto a Su Majestad don Juan Carlos I Rey de España, al excelentísimo señor Laudelino Lavilla en calidad de Presidente de la Cámara de los diputados al señor gobernador civil de la Provincia representante del Gobierno de la Nación.

Sometido a votación quedó asumida la propuesta de Alcaldía – Presidencia por aclamación de los señores asistentes.

Sin embargo, la chulería de José Ruiz con la complicidad de los franquistas que todavía quedaban en el periódico de la Diputación de Ciudad Real, Lanza, nos dejó un artículo en el que Fuerza Nueva reprochaba al PSOE su poco compromiso con la constitución y España al no restituir la bandera del reino en la fachada de la sede local del PSOE, donde además debería ocupar una posición de honor mostrando su magnificencia, y la de su grupo, al recordar que no habían denunciado en comisaría lo sucedido pero insinuando que podían todavía hacerlo.
Fracasado el esperado levantamiento, los franquistas locales comenzaron a darse cuenta que todavía conservaban estancos, administraciones de loterías, farmacias, sus trabajos en la administración, etc.  Cualquier tipo de participación en actos violentos o subversivos les podía dejar sin ellos por lo que terminaron por desaparecer como fuerza política y apoyando a AP.

Conclusión:
La debilidad del gobierno de Suárez, la subida del coste de vida, el paro y la inseguridad preocupaba a la población más que otra cosa, algunos militares se comenzaron a reunir ante el rumbo que tomaba la transición. Al legalizarse el Partido Comunista, aumentaron  las reuniones para deponer al presidente e incluso las conspiraciones del militar Luis Torres Rojas. Estas conspiraciones no llegaron a cuajar. La renuncia de Suarez dejó sin fundamento a los defensores del Plan Armada. Al saberse que éste estaba involucrado en los sucesos de febrero protagonizado por Tejero, su opción a de encabezar un proyecto de gobierno de concentración se derrumbó.
   Si comparamos la violencia en nuestra zona con la violencia en otras zonas de España, es cierto que no llega al grado de País Vasco o Madrid, pero tampoco fue tan dulce ni estuvo lleno de abrazos como se ha defendido en muchas ocasiones. Para parte de la sociedad, La Transición defraudó las esperanzas de cambio, al final poco cambiaba en cuestiones laborales, patrimoniales, etc. Las injusticias de antaño no fueron modificadas y gran parte del electorado acabaría años después alejándose de sus orígenes.

El proceso de transición terminó con más fallecidos que la transición democrática de Portugal y Grecia en los años 70, sólo la transición de Rumanía a comienzos de los 90 supuso más muertos que la española (en los Balcanes se descarta ya que el modelo de transición es la guerra) justificando así el trabajo de personas como Sophie Baby. El miedo a ETA, la política penitenciaria en Herrera de la Mancha ( Manzanares) y la cárcel de Alcázar de San Juan frente al alojamiento de etarras, hizo que un taxista alcazareño denunciara como terroristas en 198, 3 un grupo de tres cántabros que iban de boda a Almería.  La falsa denuncia supuso la muerte de los tres jóvenes.

El resto de los problemas son crónicos en Alcázar de San Juan y su comarca; paro, crisis económica, huelgas, el día a día, el intento de conseguir la Capitalidad de Castilla la Mancha o la Universidad marcarán a partir de ahora la agenda política frente a un pasado que no pasa.
   Alcázar de San Juan fue la central de muchos partidos y sindicatos de la comarca, poco a poco los distintos  partidos socialistas de Alcázar de San Juan se fueron integrando en el PSOE para llegar a ser en el  final de 1983 era uno de los partidos más fuertes da provincia. Sin embargo, no estuvo exento de crisis internas con los compañeros afiliados y con cargos de la UGT. Atrás quedaban los tiempos de ir de madrugada a Puerto Lápiz para  ayudar a los compañeros del PSOE y animarles a formar agrupación.

La UCD seguiría un rumbo muy distinto, desaparecerá prácticamente de Alcázar en favor de Alianza Popular.

EL PCE resistió muy bien el descenso general del partido en toda España en 1982.  

Desactivada la extrema derecha en el plano político su electorado acabó integrándose en AP.
   Los sindicatos comarcales se quedaron en Alcázar de San Juan con sede física, mientras que los pueblos de la comarca  desapareció su sede, o nunca las recuperaron. El mundo laboral tendría un peso distinto al resto de la comarca al ser el sector agrario mucho menor. De  ahí que el sindicalismo también arraigue mejor.
   La iglesia siguió dando misas en honor a Franco y José Antonio algunos años más, pero consciente que de ahí, era peligroso pasar.
   Exceptuando el papel de la Guardia Civil en el caso citado de los supuestos terroristas, el papel de las fuerzas de seguridad fue de lealtad a proceso de democratización.

Bibiografía:

Asín Vergara, RAFAEL, Coord. El Nacimiento de una Región Castilla la Mancha 1975-1995. Biblioteca Añil. Celeste Ediciones,1999.
Baby SOPHIE. El mito de la transición pacífica. Violencia y política en España (1975-1982) Edit. Akal 2018.
Castellanos López, JOSÉ ANTONIO.  La transición democrática en Castilla la Mancha. (1976-1983). Proceso autonómico y construcción regional.  Edit. Consejo Económico y Social 2007.
Castellanos López, JOSÉ ANTONIO. Quien fue quien en la transición en Castilla la Mancha (1975 –1982) Edit., Universidad de Castilla la Mancha, Cuenca 2014.
Del Valle Calzado. ÁNGEL R. La transición en femenino. Mujer y feminismo en la provincia de Ciudad Real, 1970 –1983. Edit. Biblioteca de Autores Manchegos. Diputación de Ciudad Real.2021.
Fernández García, ANTONIO. Rodríguez Jiménez JOSE LUIS.  Fascismo y Neofascismo Colección Cuadernos de Historia, Edit.. Arco/Libros,S.L. 1996.
Madueño Álvarez, MIGUEL.  El falangismo en la España actual, (1977-2020)  Edit. Silex 2020.
Muñoz Bolaños, ROBERTO. El 23F y los otros golpes de Estado en la Transición.  Edit. Espasa 2021.
María Thomàs, JOAN. Los fascismos españoles. Edit. Ariel  2019.
Pasamar, GONZALO.  La transición española a la democracia ayer y hoy. Memoria cultural, historiografía y política. Edt. Marcial Pons Historia 2019.
Tello Díaz-Maroto, PEDRO. Crónicas Villanas (1939-1979). Edit Almud, ediciones de Castilla la Mancha.2019.
Torres Encinas, VICENTE, La CNT y la comarcal de Quintanar de la Orden. Anarquistas o fascistas.  En El pasado que no pasa. La Guerra Civil española a los ochenta años de su finalización. Pag 143. Edit Universidad de Castilla la Mancha, Cuenca 2020.
Hemeroteca:
ABC, Madrid. Periódico conservador a caballo entre UCD y Alianza Popular.
Boletín Oficial de las Cortes Generales.
Boletín Municipal Alcázar de San Juan,
El País, periódico cercano al PSOE de la transición.
Fuerza Nueva, revista semanal de extrema derecha que dará nombre al partido homólogo.
Lanza, periódico diario de la Diputación de Ciudad Real.
Mundo Obrero, publicación semanal del PCE.
Archivos:
Archivo Histórico Provincial de Ciudad Real. Carpeta, Informes de actos públicos.
Archivo Municipal Alcázar de San Juan.  Libros de plenos y actas.
Fuentes Orales:
P,P,N,C. – E, C, V. –  J,G, – A,L.
Webs.
https://www.encastillalamancha.es/politica-cat/aquella-campana-electoral-francisco-ramos-senador-toledo-15-junio-1977/

Notas:

[i] Término que emplea Joaquín Gutierrez Cano en su visita a Alcázar de San Juan. Boletín Municipal nº 158 Febrero de 1975
[ii]   Se ha llegado a producir un documental sobre lo sucedido, El Pueblo que dijo No, cuyo tráiler en YouTube refleja, no sólo lo que sucedió, también la nueva interpretación que la derecha conservadora representada por Victoria Prego que insinúa que la izquierda podría haber votado NO en vez de hablar solamente de caciquismo.
[iii]  Año de 1977 en Alcázar de San Juan; Conferencia del Partido Popular 14 del 1, conferencia del PSOE 23 del 1, conferencia del PCE, 26 del 2, conferencia cena de Fuerza Nueva, 3 del 5, ese mismo día también la dá el PCE, movilización Empleados de Renfe21 del 3, Liga de Mutilados de Guerra, 24 del 3, movilización Jubilados de Renfe, 25 del 3, conferencia del Partido Socialista Popular, 17 del 4, organización UGT, 21 del 4, reunión de la Organización de Farmacéuticos, 23 del 4, coloquio del PSP, 30 del 4, reunión del PSOE, 15 del 5, reunión del PCE, 19 del 5, conferencia de Alianza Socialista Democrática, 23 del 5, manifestación Material de Construcción S.A. 7 del 9, presentación Campesinos de la Mancha en Cinco Casas, Alcázar de San Juan, presentación de la Unión Campesina, 30 del 7, recital canciones PCE en la plaza de toros,15 del 8, reunión del S.U.F. 24 del 8, presentación CSUT 26 del 8, huelga ilegal de varios sindicatos, 26 del 8, huelga manifestación del C.S.U.T. 11 del 9, manifestación contra la Seguridad Social, 29 del 9, Asamblea del SUF 29 del 9,manifestación de Fuerza Nueva, 29 del 10, coloquio PCE 4 del 11, conferencia de CCOO 18 del 11.
[iv]  Hay casi 400 muertos en la fosa alcazareña.
[v] Al día siguiente apareció la sede de Fuerza Nueva con las banderas y parte de la puerta quemada, Blas Piñar lo diría en el congreso.
[vi] Lanza de Ciudad Real, 23/4/1980.
[vii]  Es cierto que por la noche se hicieron pintadas en las estatuas de José Antonio e incluso se rajó ruedas de coches a aquellos que amedrentaban. Recuerda E.C.V como al ser su coche idéntico al de los de Fuerza Nueva, la gente lo miraba con recelo hasta que alguien de izquierdas decía que era de otras personas.
[viii]  El día 13 de Felipe González clausuraría el congreso constituyente del PSOE-PSM en Alcázar de San Juan.
[ix] José Ruiz se presenta como granjero ante la sociedad en las ruedas de prensa para intentar ganarse la empatía de los lectores. En realidad, era propietario de extensas tierras de viñedo y poseía varias granjas en las cercanías del pueblo de Quero. Dice así el periódico Lanza / 20 de Julio de 2002 / ”(..)En este sentido, la sentencia número 20 del presente año 2002 de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ciudad Real, condena al acusado Otero Gordo como autor responsable de un delito continuado de estafa a la pena de tres años de prisión menor, y como autor de un delito continuado de falsedad en documento mercantil a la pena de un año de prisión menor y multa de 601 euros, y a indemnizar a los perjudicados, Serafín Cabañas con 66.111,33 euros, a José Ruiz Encinas con 558.941,26 euros, y a Federico Ruiz Encinas con 1.423.196,66 euros, además de los intereses, con lo que la cantidad originaria se verá incrementada. El fallo del tribunal obliga a que de las cantidades responderá, de manera subsidiaria la mencionada entidad bancaria (…)
De igual manera se inventan un pasado acorde con el martirio cristiano de 1936 para el padre de Juan Torresano, del cual dicen murió al fusilado al grito “fascista criminal”. En realidad, como demostré en el trabajo sobre la CNT y la Comarcal de Quintanar de la Orden, fue refundador del PSOE local en 1928, durante la guerra se afilió a CNT donde ayudó a la gente de derechas. Él murió en 1938 en el frente, nuca fusilado aunque su nombre esté en la cruz de los caídos de la localidad, también reseñar que esta familia recibió un estanco por los servicios prestados al franquisimo.
[x]  No hay que olvidar que en aquellos años, Fuerza Nueva defendía los asesinatos que cometían los grupos de ultraderecha, se llegó a pedir la ilegalización del partido de Blas Piñar, vincularlo con las Tramas Negras Italianas. Se sabe que en Navalmorales (Toledo) a 130 kilómetros de Alcázar, tenían un arsenal.
[xi] El juicio saldría el 17 de febrero de 1981, unos días antes del Golpe de Estado. Condenando a 1 mes de cárcel y 200.000 pesetas de multa a Juan Torresano (según recoge Fuerza Nueva en su periódico).
[xii] Por el General Armada, que presidiría un gobierno de concentración.
[xiii]  Antonio Montealegre, secretario de Fuerza Joven de Alcázar de San Juan, fue una de las personas que trabajó en el informe sobre la mina de Camuñas llamada el Quijote, allí en 1936 se arrojó a muchos de los represaliados por los republicanos. En 1980 gracias a sus aportaciones la revista Fuerza Nueva del día 26 del 1 de 1980, publicaría un artículo que se llamaba Quince mil caídos sin honra. Escrito por José María Iglesia. En síntesis, se puede decir que es el mismo argumentario que VOX hace en contra de la Memoria Histórica, pero nada es gratuito, la revista Fuerza Nueva fue un tiempo semanal y luego quincenal, justo publicaron el artículo cuando se conmemoraba el tercer aniversario de los Atentados de Atocha.
Vicente Torres Encinas
Licenciado en Historia en el año 2003 por la Universidad de Castilla la Mancha.
Ha publicado y colaborado en proyectos históricos en localidades como Miguel Esteban, Quero, Puebla de Almoradiel, Herencia y Alcázar de San Juan.
Dirigido el trabajo Legados de la Tierra y la publicación conjunta con Pedro Fernández Egido 2008,   Coordinado el proyecto Silos y Humedales de Quero para la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha 2009 y 2010 y colaborado con el Instituto Geológico Nacional Español en el trabajo sobre las  Lagunas Meseteñas 2018.
Publicado en revistas locales como La Encina de Quintanar de la Orden, Nosotros de CP de Quero o revistas de ferias en Miguel Esteban y Quero.
Destaca el trabajo conjunto sobre Tomás Romero junto a Claro Manuel Fernández- Caballero o el trabajo sobre la CNT en la comarca de Quintanar de la Orden durante la Guerra Civil y que sirvió como ponencia en el Congreso Internacional La Guerra Civil, el pasado que no lasa. Albacete 2018.
En la actualidad ha publicado en esta revista un artículo sobre los puentes en el Cigüela, así como colaborado en distintas campañas arqueológicas en la zona, Pozo Sevilla, Alcázar de San Juan, Petroglifos en Quero 2017, yacimiento de Quintanarejos 2017.
152 lecturas

Deja una respuesta