Nº 4 – CARRASCOSA. EL PASODOBLE QUE ECLIPSÓ AL TORERO. Retrospectiva del matador de reses bravas. Laurentino Carrascosa Peñuela y del pasodoble que le dedicó Jaime Teixidor.
Imagen de Laurentino HERALDO MANCHEGO 20 de septiembre 1930

Nº 4 – CARRASCOSA. EL PASODOBLE QUE ECLIPSÓ AL TORERO. Retrospectiva del matador de reses bravas. Laurentino Carrascosa Peñuela y del pasodoble que le dedicó Jaime Teixidor.

Miguel Antonio Maldonado Felipe.La profesión de torero, además de comprometida y sacrificada, ha estado tradicionalmente revestida de un categórico romanticismo que, complementado con la fama y fortuna económica que las grandes figuras revelaban, hizo en la primera mitad del siglo, que infinidad de jóvenes y adolescentes, la mayoría de condición humilde, con sueños de superación y triunfo, se lanzasen a probar suerte en ese arte.La gran afición que desde niño profesaba Laurentino Carrascosa hacia el toro, la había conformado de modo propio, ya que provenía de una tradicional familia de labradores sin vinculaciones taurinas. Su padre, Eulalio Carrascosa, era un…

Sin comentarios

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar